Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.

ACEPTAR ó CANCELAR

Hellfoz
Epica spain
GoymarFest
BLUE COUPE gira
KRISTONFEST
TWISTER OPEN AIR FESTIVAL
GOTTHARD Barcelona
Tim Ripper Owens Gira
Extreme gira

WACKEN OPEN AIR 2011 - DIA 1

Leer más


WACKEN OPEN AIR 2011:

Un viaje a un festival siempre se emprende cargado de ilusión, ganas, y una buena tienda de campaña. En nuestro caso contábamos con una veterana que ha salido exitosa, aunque maltrecha, de mil batallas: diversos Wacken, varios Metalway, Machina... .

Cierto es que cambia la cosa de ir directos al festi, a afrontarlo tras un viaje por la Europa del Nordeste y la madre Rusia. Atrás quedaba un sinfín de hermosas rubias, de ojos claros, y piernas más largas que la ría de Bilbao. En nuestra memoria permanecerán ya depositadas para siempre imágenes de hermosas ciudades como Tallin y San Petersburgo, y bueno, Helsinki aunque esta es más fea. Para nuestras noches de metal y alcohol nos guardaremos anécdotas vividas en mesones mediales, pubs metaleros y hostales. Y en nuestro vocabulario se han añadido palabras como "Churupuki".

Tras un una semana y media de frenética actividad viajera, jalonada por eternos periplos de 2km, enfilábamos camino a Wacken a bordo de un Seat Altea. Hicimos noche de camino en Hamburgo, y tuvimos ocasión de comprobar que su fama de ciudad hermanada con Amsterdam es cierta, a tenor de su barrio rojo, en el que las putas te asaltan como corsarios al abordaje. Aprovechamos la ocasión para pertrecharnos de camisetas de St. Pauli, aunque lo que más nos marcó de todo fue nuestro hostel: antaño fue una casa de mala reputación, ¿antaño?: a juzgar por las dos amables damas que lo regentaban, y los parroquianos que frecuentaban la barra del bar, sacados sin duda de "La ostra azul", tenemos nuestras dudas acerca de si se sigue ejerciendo el negocio más antiguo del mundo en ese local. Eso, sí, dormir en una mazmorra con esposas, o despertarte contemplándote reflejado en un espejo gigantesco de pared no tiene precio.

Y por fin rumbo al Wacken: la tierra santa del metal, el lugar donde todo buen amante del heavy que se precie debe peregrinar, para ver la sagrada calavera de vaca iluminar la noche sobre las campas y bosques del Norte de Alemania. Para honrar la excelente cerveza Becks que allí se consume. Para contemplar la hermosura de las mujeres metaleras. Y para disfrutar de conciertos de las mejores bandas del mundo del metal al ritmo de headbanging, mientras se intenta esquivar a los numerosos crowd-surfers, o se trata de salir indemne de un metal wall o un circle pitting.

Si no habéis ido, ni siquiera necesitáis leer nuestras crónicas (aunque si lo hacéis os lo agradeceremos fervientemente, y vuestro intelecto disfrutará de una grata experiencia), ¡id al Wacken cuanto antes!

Jueves 4 de Agosto

SKYLINE

Una vez más Skyline eran los encargados de dar oficialmente el pistoletazo de salida, en este vigésimo segundo aniversario del Wacken Open Air los alemanes y todos sus amigos como ellos mismo pronunciaron fueron los responsables de hacer disfrutar una ferviente horda de Metalheads que lo único que querían era ver conciertos e ingerir litros de cerveza. A las 16:00h y con una más que impecable puntualidad comenzaron a sonar los primeros acordes del primer tema escogido por los alemanes Skyline para abrir su concierto, se trataba ni más ni menos que del más que conocido "Out In The Fields" del difunto Gary Moore. Parece que este año al haber sufrido la pérdida de este magnífico guitarrista Skyline decidieron rendirle un pequeño homenaje, más que merecido en mi humilde opinión.

Me sorprendió bastante que no mucha gente no conociera este tema y se andaba preguntado de quien era. "Out In The Fields" es uno de mis temas preferidos de Gary Moore y un montón de grupos la han versionado, bandas como Primal Fear o Sonata Arctica entre otros. Tras este increíble clásico llegaría otro del anteriormente citado guitarrista Gary Moore, en esta ocasión se trataría ni más ni menos que de "Over the Hills and Far Away" el cual ya no pilló tan de sorpresa a la gente, los más jóvenes tal vez lo recuerden o lo reconozcan por la versión que grabaron en su día Nightwish. Se me pusieron los pelos de punta con estas dos versiones a modo de homenaje a toda la carrera de uno de los músicos más memorables que han existido y que ya no están entre nosotros. El año pasado hicieron lo mismo con el inigualable Ronnie James Dio.

Una vez concluida esta introducción llegaría el momento de presentar a la rubia más famosa del metal alemán, a la rubia de Düsseldorf, la inigualable e inconfundible Doro Pesch, la cual no puede faltar a su cita anual al Wacken Open Air en el cual como mínimo actúa con Skyline interpretando unos poco temas, entre otros el himno del Wacken "Wacken Hymne (We are the Metalheads)", la verdad es que llevo viendo este tema en directo ya 4 años seguidos, pero jamás me aburro de verlo y de disfrutarlo. El concierto de Skyline no suele ser muy largo dado que tan solo suelen disponer de escasa una hora, por esa razón el siguiente tema llego sin mayor demora, en esta ocasión se trataba de un tema nuevo de Doro, el titulo del mismo era "Raise Your Fist", un tema muy bueno y pegadizo, pero no tanto como el último que interpretaría esta diosa alemana, si, me estoy refiriendo ni más ni menos que al más que conocidísimo "All We Are" de Warlock. En este tema estuvimos gritando como auténticos posesos todos y cada uno de los allí presentes, y os puedo asegurar que este tema me puso la carne de gallina, pero por desgracia no se trataba de un concierto de Doro sino de Skyline y por esa razón se dispuso a dar paso a su sucesor sobre el escenario para que interpretara el siguiente tema.

El siguiente invitado no sería otro que Chris Boltendahl de Grave Digger el cual aparecería arropado por un coro de 4 chicas y un chico los cuales fueron invitados por la organización tras realizar un concurso en el cual se escogió a l@s mejores cantantes. El tema era el Himno de este año, el "Wacken Will Never Die", lamentablemente el sonido del coro que llevaba Chris Boltendahl era escaso, por no decir nulo, y una vez hecho el viaje y de haber preparado tan bien el concierto debieran de haberles dado más volumen. Una vez concluida la actuación de Boltendahl y sus acompañantes junto a Skyline llegaría la hora de escuchar el tema "Auf Nach Wacken" en el cual el encargado de cantar el tema no sería otro que Tom Angelripper de Sodom o más conocido como Onkel Tom(De acuerdo con Wacken). Tras este increíble, potente y divertido tema Tom Angelripper tuvo que irse rápido dado que poco después tenia el concierto que daría con su banda Onkel Tom en la carpa de Werstling y donde aparecerían dos preciosas chicas sobre el escenario sirviendo cerveza a todos los que se encontraran en las primeras filas.

Ya solo nos quedaban unos pocos temas, el último de los himnos del Wacken por aquella tarde y dos clásicos entre los clásicos, y para esta ocasión no podía faltar el señor Udo Dirkschneider. El primer tema que interpretaría UDO junto a Skyline sería "Heavy Metal WOA" tras el cual llegarían los clásicos entre los clásicos, ni más ni menos que "I'm A Rebel", ese temazo de los primeros años de Accept y con el cual cantáramos a gritos su estribillo "I'm a rebel- rebel- don't you just know it. I'm a rebel- rebel And they're all laughing at me". Lamentablemente habíamos llegado al final del concierto y tan solo quedaba tiempo para un último tema y como no, se trataría de otro clásico de Accept, de "Princess of the Dawn". De las cuatro veces que he visto a Skyline tal vez esta haya sido en la que más haya disfrutado sin lugar a dudas.

Setlist:
01 - Out In The Fields (Versión de Gary Moore)
02 - Over the Hills and Far Away (Versión de Gary Moore)
03 - Wacken Hymne (We are the Metalheads (con Doro))
04 - Raise Your Fist (Nuevo tema con Doro)
05 - All We Are (Versión de Warlock con Doro Pesch)
06 - Wacken Will Never Die (con Chris Boltendahl de Grave Digger)
07 - Auf Nach Wacken (con Tom Angelripper de Sodom y Onkel Tom)
08 - Heavy Metal WOA (con Udo Dirkschneider)
09 - I'm a Rebel (Versión de Accept con Udo Dirkschneider)
10 - Princess of the Dawn (Versión de Accept con Udo Dirkschneider)

ONKEL TOM

Le tocó al cantante de Sodom y a sus gamberros colegas actuar en la carpa del wrestling junto a dos preciosas chicas vestidas con trajes típicos tiroleses las cuales abririan un barril de cerveza sobre el escenario e irian sirviendo entre las primeras filas del público alli presente. Visiblemente más cascado que otros años no por ello ha perdido las ganas de cachondeo. Eso sí, unas cuantas cervezas sí se trincaron y se echaron, y cuando digo echaron lo digo literalmente por encima. Después de una cachondada de intro como de música de los caballitos, se marcó un remix de sus graciosísimas canciones de bodega/marcha loca alemana, un Thrash Metal Cervecero con ganas de pasarlo muy bien y que todos los alli presentes coreaban a base de gritos, a toda velocidad y con una respuesta increíble por parte del público que no paraba de saltar, cantar, empujarse, con circle pittings y todo lo que hiciera falta pero con un buen rollo de flipar. No paraban de gritarle “Cerveza gratis para todos” y las hermosas germanas que estaban encima del escenario hacian eso mismo, repartir cervezas entre las primeras 20 o 30 dado que tenian una pasarela que atravesaba el público y lo separaba en 2. Se marcaron el himno de Wacken con todo el mundo como loco (Auf nack Wacken Kopping Nacken). El sonido era muy bueno y su guitarrista, Alex se marcó unos pasos en plan Angus Young muy de graciosos. Muy buen rollo y mucha diversión.

Setlist: (no es oficial, pero eso creemos)
01 - Im Tiefen Keller
02 - Bier her / Wir haben Hunger / Die Musik hat Durst / Jetzt trink’n ma noch a Flascherl Wein / Wir versaufen unserer Oma ihr kleines Häuschen / Schon wieder eine Seele vom Alkohol gerettet
03 - Caramba, Caracho, Ein Whiskey
04 - Diebels Alt
05 - Schnaps Das War Sein Letztes Wort
06 - Nunc Est Bibendum
07 - Bon Scott Hab Ich Noch Live Gesehen
08 - Delirium
09 - Auf Nach Wacken
10 - Trink Brüderlein Trink
11 - Bis 1 : In München Steht Ein Hofbräuhaus
12 - Bis 2 : Es Gibt Kein Bier Auf Hawaii

HELLOWEEN

¡Era la hora de Helloween! Que, al fin y al cabo, era el motivo por el que la mayoría de los asistentes estábamos allí, aunque podíamos habernos ahorrado este horrible y patético concierto. Cada cierto tiempo oír en directo un “Future World” o un “I want out” es algo más que recomendable para cualquier amante del metal, pero no en estas condiciones. Y es que el dúo “Keeper of the Seven Keys Part One” y “Keeper of the Seven Keys Part Two” son discos que ocupan un lugar destacado en la discoteca de la mayoría de los metaleros. Aquellos Kai Hansen, Michael Weikath, Michael Kiske, Ingo Schwichtenberg y Markus Grosskopf formaron una alineación mítica que estableció los pilares del Power Metal e hizo que el metal alemán estuviera en boca de todos en la 2ª parte de la década de los 80. Pero aquellos Helloween murieron, y ya no queda absolutamente nada de ellos, por mucho que Michael Weikath y Markus Grosskopf se empeñen en ello disco tras disco.

Pero a Kai Hansen no le gustaba la dirección que estaba tomando la banda y, pese al inmenso éxito de los dos “Keeper” decidió abandonar la banda. Ese dramático momento casi supuso la desaparición de la banda, y así debiera haber sido tras ver el horrible concierto que interpretaron el jueves 4 de agosto del 2011 en Wacken. Y, aunque Kai Hansen fue reemplazado por Roland Grapow, la banda empezó una cuesta abajo, al inicio de los 90.

Ingo Schwichtenberg fue expulsado de la banda, por sus problemas y poco compromiso, y después, también lo fue Michael Kiske, por desavenencias con Weikath y Grosskopf. Entró en la banda Andi Deris como cantante y Helloween dio un vuelco hacia un metal más duro y muchísimo menos agudo ya que Andi Deris es uno de los peores cantantes que Helloween ha podido escoger en toda su carrera, en contraposición a lo que había realizado a principios de los 90. También entró el batería Uli Kusch.

En el año 2000 publicaron “The Dark Ride”, su álbum de metal más duro hasta la fecha. Pese a que el disco fue bien recibido, Michael Weikath no estaba contento, sentía que se estaban alejando demasiado del espíritu “Happy Helloween”. Por ello expulsó de la banda a Roland Grapow y a Uli Kusch.

El guitarra Sascha Gertner y el batería Dani Löble pasaron a formar parte de Helloween. Se sucedieron una serie de álbumes con un estilo más próximo al que tocaban a finales de los 80 y principios de los 90. Aunque estos álbumes no fueron tan aclamados como las mejores obras de Helloween, sí que tuvieron temas muy interesantes, y la formación se han mantenido estables hasta hoy en día, además de realizar grandes giras y brindar a sus fans un gran número de actuaciones.

A finales de octubre de 2010 Helloween publicó su último álbum de estudio, “7 Sinners”, un poco más duro que los anteriores, y con temas con posibilidades de convertirse en clásicos, como “Are you metal?”. Es por ello que había gran expectación, por el nuevo álbum y por ver a una banda que ha sobrevivido a tantos cambios, pero que sigue emocionando a la gente con algunos de sus temas.

Y el comienzo no puedo ser peor, con el ya mencionado “Are you metal?” y unos increíbles problemas técnicos por parte del sonido del festival. Y lo que le siguió, “Eagle Fly Free”, del segundo “Keeper”, fue una buena manera de intentar meternos en el concierto, por si no había sido suficiente el inicio, el sonido era malo y las interpretaciones patéticas. Tras ello la cosa se tranquilizó un poco. Con charlas de Andi Deris, varios solos, alguna canción del último disco y de vez en cuando algún clásico para que la cosa no decayera. Probablemente la mayoría habría cambiado algún solo por un clásico, pero bueno, la cuestión es que todo aquel que estuviera en aquel concierto me dará la razón al decir que fue uno de los peores conciertos de todo el Wacken Open Air 2011.

Se iba acercando el final del concierto, y así lo supimos cuando tocaron el medley “Keeper of the Seven Keys”/”The King for a 1000 Years”/”Halloween”. Con el citado medley la gente empezó a calentarse y a ponerse a tono para lo que se nos echaba encima.

Para continuar “Future World”. La gente se entregó y, aunque debieran de haber abandonado el escenario, era claro que no podían dejarnos así. Volvieron con “Dr. Stein” y con “I Want Out”. Fue el peor “I Want Out” que hemos visto en escena a Helloween, de todas las veces que les hemos visto… el señor Andi Deris, intentando ser gracioso, estropeó un tema que suele ser mover a la gente, y por no mencionar la pesadilla de hacer cantar el estribillo al público más de 5 minutos seguidos.

Lamentablemente el peor concierto que he visto de Helloween en toda mi vida, se podían haber ahorrado aparecer en Wacken, y eso que siempre ha sido un grupo que me ha gustado, y mucho, pero en esta ocasión NO.

Setlist:
01 - Are You Metal?
02 - Eagle Fly Free
03 - March of Time
04 - Where the Sinners Go
05 - Drum Solo
06 - I'm Alive
07 - Keeper of the Seven Keys / The King for a 1000 Years / Halloween
08 - Future World
09 - Dr. Stein
10 - I Want Out

BLIND GUARDIAN

En 1986 se juntan en la localidad germana de Krefeld cuatro chavales con gustos en común por el heavy metal, los relatos de J.R.R. Tolkien y Stephen King. Inicialmente se llaman "Lucifer's Heritage". Tras los habituales bailes de formación que suelen ocurrir al comienzo de muchos proyectos musicales, sale en 1.988 su primer álbum a la luz: "Battalions Of Fear", justo antes la banda había adoptado el nombre de "Blind Guardian". Su estilo es una mezcla de power metal, heavy clásico, y trash speedíco.

Le seguirían "Follow the Blind" en 1.989, con la colaboración del tito "Kai", "Tales from the Twilight World" en 1.990, "Somewhere Far Beyond" en 1.992, en el que aparece la canción que se ha convertido en su himno "The Bard's Song", el directo "Tokyo Tales" en 1.993, "Imaginations from the other Side" en 1.995, "Nightfall in Middle-Earth" en 1.998, "A Night at the Opera" en 2.002, "A Twist in the Myth" en 2.006, y finalmente su último álbum " At The Edge of Time" en 2.010.

La formación se componen por: Hansi Kürsch (voz), André Olbrich (guitarra), Marcus Siepen (guitarra), Oliver Holzwarth (bajo, miembro no oficial) y Frederik Ehmke (batería, que sustituye al fundador Thomas "The Omen" Stauch, que salió del grupo por desaveniencias en 2.005).

Comentar que su música ha ido evolucionando desde ese power trash a un barroquismo orquestal, seguramente influenciados por sus adorados Queen, y esto se ha traducido en que han perdido chicha, tanto en disco, como en directo, aunque últimamente estén intentando remediarlo, pero no consiguen encontrar la fórmula de antaño.

Y es que este es un grupo curioso. A veces calumniado y tildado como de "música para adolescentes", somos muchos los que flipamos a mediados de los noventa con la aparición en la escena europea (sus primeros discos los conocimos luego a raíz del "IOTOS"). A los que nos gustaba el metal nos deslumbraron esas letras haciendo alusión a todo tipo de rollos literarios y cinéfilos que habían marcado nuestra niñez y adolescencia, pero ni mucho menos era aquello música sólo para adolescentes o jugadores de rol.

Pero su evolución no ha sido del gusto de muchos de sus seguidores de su época álgida. Es raro por otro lado que un grupo al evolucionar contente a todos, pero el caso de los guardian como decíamos es raro, ha pasado de ser un grupo con el estatus "de culto" a un grupo maldito al que se da caña por dar... . Y ellos la verdad sea dicha, no ayudan mucho con sus directos. Al amigo Hansi parece que se le fue la fuerza cuando dejo de cantar con el bajo colgado (lo de tocarlo es otro cantar), sus guitarristas jamás fueron lo que se dice expresivos, y aparte lo acaban de rematar emperrándose en repetir una y otra vez el mismo setlist con apenas pequeñas variaciones para incorporar algún tema nuevo según van sacando discos.

Salvo unos pocos escogidos, parece que renegaran de sus primeros discos y épocas. La verdad es que no esperaba mucho de su concierto en Wacken, quien me iba a decir a mí, que aluciné con sus primeras descargas en el '96 en La Factoría y el '98 en la sala Jam, o la grabación de temas para su directo en el Polideportivo de Anoeta, que llegaría un día en que me aburrirían los conciertos de este grupo.

Pues bien, he de decir que su descarga en Wacken no estuvo nada mal, quizás porque jugaban en casa, o porque rescataron algún clásico como "Traveler In Time" o "Majesty", o porque mis expectativas eran muy bajas, el caso es que pasamos un buen rato con los Guardian. Su presentación fue como siempre bastante sencilla y descarnada.

Esperemos que algún día vuelvan a tocar temazos como "Run for the Night", "Banish from Sanctuary", "Tommyknockers" o "The Last Candle".

Destacaremos la interpretación de "The Bard's Song - In the Forest", que si bien siempre es un tema especial por su componente acústica y por ser coreada por el público, entonada por miles de almas en un festival entregado a ellos nos puso los pelos como escarpias (pero que quede claro que por emocionante).

Setlist:
01 - Sacred Worlds
02 - Welcome to Dying
03 - Nightfall
04 - Time Stands Still (at the Iron Hill)
05 - Traveler In Time
06 - Fly
07 - Tanelorn (Into the Void)
08 - Imaginations From the Other Side
09 - Lord of the Rings
10 - Wheel of Time
11 - Valhalla
12 - Majesty
13 - The Bard's Song - In the Forest
14 - Mirror Mirror

OZZY OSBOURNE

Como viene siendo costumbre en todos los conciertos de Madman Ozzy Osbourne comenzarían la noche sonando la intro "O Fortuna" perteneciente a la obra "Carmina Burana" de "Carl Orff" tras la cual escuchariamos los primeros acordes de "I Don't Know". La verdad es que no tenía demasiadas esperanzas en que el concierto de Ozzy fuera gran cosa dado que las últimas veces que le he visto siempre me ha decepcionado, y mucho, pero esta vez no ha sido así. Lo que más rabia me dio fue el no poder disfrutar de esos grandes clásicos que nos brindó pero siendo tocados por el inigualable Zakk Wylde. Gus G. es un impresionante guitarrista, y a muchos les gustaría poder asemejarse a el o llegar a tener su nivel, pero el bueno de Zakk tiene otro toque, otro feeling. La cuestión es que ya que no podríamos disfrutar de todo lo que quisiéramos tuvimos que saber conformarnos en este sentido y vera este grandioso guitarrista interpretar todos los temas de Ozzy a la perfección. Esta noche vimos a un Ozzy más animado de lo que hemos visto en otras ocasiones, aunque se pusiera un poco pesado gritando en todo momento lo mismo "Wacken, I can't hear you", "Wacken, I can't fucking hear you". El público gritaba hasta quedarse afónica, pero eso no parecía suficiente para el Madman. De hecho en relación a las dos frases de Ozzy, pudimos escuchar en varios idiomas a la gente decir y gritar lo mismo "Que alguien le compre un puto sonotone", "That someone buy him a fucking Sonotone", "Dass jemand kauft ein verdammter Sonotone",.... y es que tenían toda la razón del mundo.

"Suicide Solution" fue la sucesora de "I Don't Know" y la predecesora de la increíble "Mr. Crowley", donde la adrenalina empezó a hacer si trabajo, enloquecer al público. De mientras Ozzy el bombero gamberro, que sacó una manguera al escenario y llenó de espuma a las tres primeras filas y llegó a crear un muñeco de espuma relleno de un guardia de seguridad de Wacken, al cual no parecía hacerle mucha gracias la broma. Ozzy el dueño y señor de sus canciones, al que no le importa parar en mitad de un tema para reprocharnos “I can’t fucking hear you” o hacernos un calvo, no le importo en ningún momento lo que pudiera pensar la gente a la que no le gustara su show porque nos deleitó y de lo lindo con todo un repertorio de más de hora y media de clásicos tanto propios como de versiones de Black Sabbath. Como muestra de ello tras "Mr. Crowley" llegaría la primera versión de la noche "War Pigs". Personalmente no es un tema que me apasione de los Black Sabbath, pero he de reconocer que a la gente le encantó esta interpretación magistral. Como muestra de cómo tomó el público este tema tan solo cabe decir que no cantaban el estribillo, sino que cantaron hasta la última palabra de la canción "Witches gather at black masses,... Bodies burning in red ashes,... On the hill the church in ruin,... Is the scene of evil doings,... It's a place for all black sinners,... Watch them eating dead rats' inners,... I guess it's the same, whereever you may go,... Oh lord yeah".

"Bark at the Moon" seguiría los pasos de "War Pigs", pero con mucha más marcha y mucho más animada, no podía dar crédito a lo que mi oídos estaban escuchando aquella noche, una guitarra más que agresiva de las manos del griego Gus G. y lo mejor de todo, un Ozzy que no defraudo en absoluto tanto por repertorio como por voz y show. A "Bark at the Moon" la sucedió la balada "Road to Nowhere" con la que gozamos e incluso vimos miles de mecheros encendidos en ocasiones. Yo pensaba que la gente ya no utilizaba los mecheros para realizar este efecto, sino que utilizaban las pantallas de los teléfonos móviles, pero parece que me equivocaba. Había llegado la hora de "Shot in the Dark" con la cual cantaríamos su estribillo hasta no poder más, el cual dice "But a shot in the dark one step away from you,.. Just a shot in the dark always creeping up on you,... Alright." antes de que llegara la siguiente versión de los Sabbath, en esta ocasión no sería otra que el "Rat Salad", ese tema instrumental el cual empalmarían con los solos de rigor de guitarra, batería,... para posteriormente dar paso a "Iron Man" al cual consiguieron sacar toda la esencia de los propios Black Sabbath, es más, en el 2009 tuvimos la oportunidad de verles bajo el nombre de Heaven Or Hell con el mismísimo Ronnie James Dio, y parecía que en esta ocasión también estuvieran ellos sobre el escenario, no daba crédito a lo que mis oídos estaban escuchando. Llevábamos poco más de una hora de himnos del metal más clásico, con un Príncipe de las Tinieblas preocupado por el disfrute del público, de su público, con una sonrisa de niño travieso, que no quiere cambiar el mundo, ni quiere que el mundo lo cambie. Y así nos lo hizo saber ya que el siguiente tema en caer no fue otro que "I Don't Want to Change the World" con un estribillo más que pegadizo y repetido hasta la saciedad por todos "I don't wanna change the world,... I don't want the world to change me".

Ya no nos quedaba mucho por delante, pero teníamos un rato, no podían faltar unos temas, o eso pensábamos. El siguiente no fue otro que el tema por excelencia del mismísimo Randy Rhoads, sí, estoy hablando del "Crazy Train". Por desgracias para mi jamás he tenido la oportunidad de ver en directo a ese grandioso guitarrista el cual ha sido considerado como un dios de las 6 cuerdas por muchos, pero he de decir que el griego no le desmereció en absoluto y eso que darle el toque de Rhoads no es nada fácil, tan solo he visto a una persona conseguir darle el mismo feeling a este tema y como no podía ser de otro modo estoy hablando de Zakk Wylde, esa mala bestia de la guitarra. Tras terminar el "Crazy Train" la banda abandonaría el escenario, y una vez más el propio Ozzy aparecería en escena gritando una y otra vez sin cesar "Wacken, I can't hear you", "Wacken, I can't fucking hear you", "Do you want some more?". En un momento pareció que se enfadaba porque no escuchaba tantos gritos como esperaba, pero era difícil superar aquella locura, y más aún tras todo lo que llevábamos sobre la espalda aquella noche, pero sacando fuerzas de flaqueza le pedimos más al volumen que quería y nos deleitaron con "Mama, I'm Coming Home", pero eso sí, podéis llamarme purista pero para mi gusto en esta ocasión Gus G. destrozo este tema, primero al sacar una guitarra normal en vez de una de 2 mástiles y segundo por tocar con un crunch en vez de sonido limpio y usar la distorsión donde lo pedía la canción. Aunque me gusto la versión, no paso de eso para mí, una versión la cual podía haber estado mucho mejor. Ya sé que tal vez penséis que soy un acérrimo defensor de Zakk Wylde, pero este tema lo merece y lo necesita. Habíamos llegado al final del espectáculo, ya no nos quedaba más que un tema por escuchar, y no podía ser otro más que el "Paranoid" de los Black Sabbath. Aquí sí que llego la locura o la Paranoia, jejejeje, empezamos a desfasar como enanos y a disfrutar al máximo ya que nos quedaban escasos 4 minutos de show, pero la verdad sea dicha, impresionante el Madman y los músicos que llevaba con él.

Setlist:
01 - I Don't Know
02 - Suicide Solution
03 - Mr. Crowley
04 - War Pigs (Versión de Black Sabbath)
05 - Bark at the Moon
06 - Road to Nowhere
07 - Shot in the Dark
08 - Rat Salad (Versión de Black Sabbath)
09 - Iron Man (Versión de Black Sabbath)
10 - I Don't Want to Change the World
11 - Crazy Train
12 - Mama, I'm Coming Home
13 - Paranoid (Versión de Black Sabbath)

 
contador de visitas