Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.

ACEPTAR ó CANCELAR

Hellfoz
Epica spain
GoymarFest
BLUE COUPE gira
KRISTONFEST
TWISTER OPEN AIR FESTIVAL
GOTTHARD Barcelona
Tim Ripper Owens Gira
Extreme gira

WINGER - Karma

Leer más.



Llevo un tiempo intentando escribir sobre el último trabajo del bajista Kip Winger y compañía, y una serie de términos no dejan de rondar mi rizada cabecita: evolución, riesgo, melodías…

Y es que de un tiempo a esta parte, los grandes grupos de hard rock de toda la vida parece que han decidido arriesgar con una producción bastante más pesada a lo que ha sido su sonido de siempre y esto es un arma de doble filo. Puedes hacer un disco más que decente (como ocurrió con el último de Motley Crue) o te puede salir un tostón infumable (como el de ciertos suecos que mejor no nombro porque me duele decir algo así de una de mis bandas favoritas)...

Afortunadamente, a la hora de analizar este disco nos hemos encontrado con uno del primer supuesto. Y es que este plástico de WINGER, aunque alejado del sonido más representativo de la banda, nos muestra, para empezar, una producción cojonuda, con unas guitarras bastante pesadas, pero que conforme le das unas cuantas escuchas y te acostumbras a este nuevo sonido descubres un discazo de auténtico rock duro acompañado de una portada acorde a sus características, sobria y elegante.

El primer corte en llegar a nuestros oidos es "Deal With The Devil" y pronto nos damos cuenta de por donde van los tiros en éste larga duración; un sonido mucho más pesado, un Kip Winger cantando cada vez más heavy… Una intro de bajo y batería dan paso al segundo corte, "Stone Cold Killer", un tema que me parece que va a ser fijo en sus directos, porque está hecho para ser coreado en los conciertos.

A estas alturas más de uno estará pensando "¿y que pasa con los Winger melódicos?". Pues sí, también hay melodías en este disco. "Supernova", por ejemplo, es una genialidad (atentos al solo de este tema, me encanta), así como las más calmadas "Always Within Me" o la bluesera "After Al This Time"

Cerrando éste larga duración nos encontramos con "Witness", una auténtica obra de arte. Un tema que empieza lento, con teclados, que poco a poco va ganando intensidad hasta derivar en otro solo absolutamente increíble, y en el que ambién tengo que destacar la melodía vocal. Los juegos con los coros hacen de esta pieza, a priori relajada, la más melódica de todo el trabajo.

En definitiva, nos encontramos posiblemente ante el disco más duro de la carrera de WINGER. ¿Es eso malo? Para nada, de hecho a mi me parece uno de los discos más interesantes de este 2009, precisamente porque nos enseña una forma de entender la banda que hasta hoy era inédita. ¿Les va a gustar a los fans más clásicos? Depende de cómo lo escuchen, si esperan encontrarse un disco como los primeros, seguramente no, pero si lo escuchan atentamente, sin dejarse influenciar por esa nostalgia que a veces más que un beneficio nos resulta un handicap, seguramente lo disfruten mucho, porque realmente merece la pena.

El set list de este trabajo es:

1. Deal With The Devil
2. Stone Cold Killer
3. Big World Away
4. Come A Little Closer
5. Pull Me Under
6. Supernova
7. Always Within Me
8. Feeding Frenzy
9. After All These Years
10. Witness



Puntuación: 7,7

 
contador de visitas