Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.

ACEPTAR ó CANCELAR

Hellfoz
Epica spain
GoymarFest
BLUE COUPE gira
KRISTONFEST
TWISTER OPEN AIR FESTIVAL
GOTTHARD Barcelona
Tim Ripper Owens Gira
Extreme gira

DARK AGE - ACEDIA

Leer más.




Desde Alemania, nos llega la sexta larga duración de una banda llamada Dark Age a la que han titulado “Acedia”, que da muy buena muestra del buen estado de forma del que gozan las bandas de death metal melódico en la actualidad, y de lo tremendamente bien que acompaña el uso del teclado a este género.

Se trata de un plástico muy cuidado de once temas, con una duración de unos tres cuartos de hora aproximadamente, en la que se tratan muy diversos aspectos de la música que practican, de hecho serán unos interesantes líricos, los que se adueñen de las composiciones de la formación germana.

El primer tema, recibe el nombre de “Kingdom Nevercome”, practicando una introducción de guitarra que termina por acompañarse de una batería que surge desde lo más profundo hasta que aparece la profunda voz rasgada perfectamente comprensible, que termina en un estribillo con un marcado carácter progresivo aunque muy correcto. Profunda la parte central tranquila, que termina por devolver la fuerza al tema con ese exquisito gusto de las voces rasgadas por hacerse eco desde el “silencio”.

Pasamos a “Devote Yourself To Nothing” en el que la intro toma un carácter secundario, para que unos líricos poco productivos, dejen ese gutural que de fuerza a la canción acompañado de unos magníficos teclados, con de nuevo unos líricos que aparecen desde el fondo con una tremenda sensibilidad. Los “cambios” de ritmo e intensidad son constantes aunque pueda parecer lo contrario, de hecho he de aquí lo interesante de lo que vengo contando, los solos son tremendamente sencillos, tanto que no se llegan a identificar como tal dando una mayor importancia a la calidad de la melodía en general que a estos mismos, así como al par de líneas vocales.

“Neon Gardens” es esa clase de tema que termina por engancharte, un tema complejo que gira sobre si mismo, con una introducción perfectamente ejecutada que deja paso a unos líricos apacibles, que rápidamente se transforman en unos tonos rasgados diferentes de lo que nos han dejado escuchar en el par de temas de los que hemos hablado en líneas superiores. Vamos a dejar claro, que se trata de un tema en la que el carácter ambiental queda muy bien reflejado, tanto que no sabría dar la importancia que merece a la lírica sin entender la propia melodía.

Pasamos al cuarto corte, bautizado como “Snake Of June”, que se inicia con una atípica tranquilidad, que le da ese aporte atmosférico para que sin cambiar ritmos ni nada por el estilo, un potente gutural haga presencia para cambiar la intensidad y volver a devolver ese carácter tranquilo a la canción. La adaptación melódica del gutural es impresionante, de hecho aparece un solo en el que esto mismo queda latente (la primera parte, ya que la segunda por fin, tendrá un carácter mucho mas virtuoso, apoyándose en una tremenda lección de doble bombo fraccionado).

El siguiente tema, lleva el nombre de “Zeitgeist (Ghost in a machine)” y se inicia con ese sonido que hacemos cuando abrimos una lata de refresco, tras lo que una intensa guitarra abre la canción llena de energía y con una gran ambientación. Líricos ahogados que aparezcan perfectamente incrementados en el perfecto estribillo, hay un juego muy interesante con el sintetizador en algunos puntos de la canción, solamente nos queda por remarcar que se trata del tema más breve de la obra.

La canción central del trabajo, viene a llamarse “10 Steps to Nausea”, con una introducción que contiene perfectamente una lección de buenas guitarras apoyadas sutilmente sobre una batería bien ejecutada, con un pequeño solo de introducción a la lírica, de nuevo volverá a ser ese lírico que camine por encima de unas guitarras que simplemente se agradecen, adaptadas a la ambientación que aportan las teclas. La canción presenta varias partes, de hecho la segunda se rompe por una simple guitarra y aparece una rasgada voz únicamente ayudada por la guitarra y una batería que juega con los platos y un sistema alterno de bombo.

“Halo Meridian” es uno de esos temas que aportan sensibilidad en primera instancia y cargan directamente con unas de las guitarras mas poderosas del disco, ya que parten prácticamente del vacío para dar lo mejor de si mismas y aportar un perfecto nivel en esa parte del tema. Como todo lo bueno no dura, los alemanes introducen una pequeña pausa que de ciertamente se agradece, para poder escuchar como de nuevo esas guitarras se adueñan de lo mejor de la canción, respaldando esa gran voz gutural en la que se hace gala en el transcurso del trabajo. Hacia la mitad del tema, aparecen ritmos mucho más propios del thrash metal para continuar con una excepcional práctica de buena caña. Una vez escuchado, la “polisemia” de la canción esta bastante clara, de hecho para mi hace que este venga a ser uno de los temas que más haya disfrutado.

Continuamos con un contundente “Underneath These Burdens” que vuelve a comenzar con una impresionante batería, para adaptarte a esos ritmos propios del género melódico, impresionante la intervención del gutural en aquellas partes en las que responde al lírico, muy bien apoyado sobre la base de guitarra y teclado. Lo peor del tema será sin duda alguna la parte instrumental central, que no termina por aportar gran cosa con respecto al resto.

“All the Unfulfilled” viene a gozar de unas guitarras afiladas iniciales, y un juego de sintetizador muy completo, aunque en definitivamente es un corte que puede pasar tremendamente desapercibido, ya que aunque si bien busca de cierta forma una ínter actuación con el que escucha, nos puede inducir a muchas formas de interpretarlo.
Es un tema en el que las líneas vocales no están buscando tanto la idea de compenetrarse en diferentes partes, así como la de supuperponerse y crear en este caso una “bola” mucho más feroz que si solamente cantara una, por el carácter desgarrador que le aporta.

Para ir finalizando la obra, nos dejan uno de los temas más breves titulado “Babylon Riots” en el cual vemos una lírica muy directa y quizás algo pretenciosa, a un nivel que no termina por hacer justicia a la canción y sobre todo distinta de lo que nos han ofrecido en el resto de canciones. Goza de un tremendo solo y de un estribillo muy propio dentro de ese carácter melódico que lo termina por extasiar.

“Myself Heretic” cierra la obra magistralmente, usando ritmos que ya han sido empleados en otras canciones del disco, así mismo con líricos adaptados a ellos que lo hacen altamente atractivo. Sin duda alguna vendrá a ser el solo de nuevo muy atractivo y en este caso bastante rápido el que quiera establecerse como elemento principal de la canción, ya que el recurso del estribillo, lo han dejado muy explotado en el resto de piezas.

Hemos podido saber que el digipack, contiene un doceavo tema llamado "Vampyrez" al cual desgraciadamente no hemos podido tener acceso y hubiera sido realmente interesante ya que colabora Kai Hansen a la voz, lo cual debe hacerlo harto interesante.

DARK AGE son:
Eike Freese – Voz y Guitarra
Jörn Schubert - Guitarra
Alex Henke - Bajo
André Schumann - Batería
Martin Reichert - Teclado

TRACKLIST:
1 Kingdom Nevercome
2 Devote Yourself To Nothing
3 Neon Gardens
4 Snake Of June
5 Zeitgeist (Ghost in a machine)
6 10 Steps to Nausea
7 Halo Meridian
8 Underneath These Burdens
9 All the Unfulfilled
10 Babylon Riots
11 Myself Heretic
*12 Vampyrez

Puntuación: 7.5

 
contador de visitas